miércoles, 13 de julio de 2011

Breves 6

Eras tú, creíble pero incierto, fantasía dormida en las pestañas. Lucho y resisto, me ahogo
en otros cuerpos, pero hay más, siempre hay algo más cuando quieres todo hundido y de repente un rostro, una sonrisa o el eco de unos labios sale a flote y te convierte en un ser vivo.
-Porque tú antes estabas muerto,- me digo- vivías para el registro civil, para Hacienda y Hacendado, para el INEM... pero eras una sombra más que portaba el cofre del fracaso. Y mírate ahora, cocinando mentalmente algo más que el puchero de los viernes, respirando tres veces por segundo, destruyendo el aire que os separa... estás vivo para ti porque ella vive.
(Y tanto políptoton, tanto juego de palabras, tanta muerte por detrás y tanta vida...
va a ser cosa del Amor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada