lunes, 18 de abril de 2011

Entendederas

No entender por qué hago lo que hago.

Pasear por las calles sin cambiarlas.

Expulsar la ternura de mis días.

Poner fin a estos versos. Darte alas.


Regresar al lugar que siempre olvido

y fingir que me huele a despedida.

No mirar los espejos cuando arranco

y atropellar las sombras de otra vida.


Retirarme si intuyo que tropiezo

con espinas dorsales puntiagudas

que me punzan la boca y el cerebro.


Nadar por los pantanos del infierno.


Rebuscar el amor en la basura.


Seguir sin entender lo que no entiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada